Hagámonos como niños

Los pequeños están en la agenda de Dios y por lo tanto, también debieran estarlo en las nuestras. Desde hace muchos años, las pastorales infantiles se han orientado a transmitir el mensaje doctrinal de las iglesias a los más pequeños, todo desde el principio, “si ganas al niño, tendrás al adulto”; una estrategia que como menos, cabe dentro de los programas de evangelización y discipulado. Continue reading

Advertisements

Marzo: Para expandirnos hacia la Equidad

Aunque el tema de la equidad ha tomado un importante lugar en la agenda de discusión mundial contemporánea, la verdad es que en medio de iglesias e instituciones religiosas, este se ha mantenido aún muy marginado. Mucho más de lo deseado. Continue reading

2018, año de la expansión

Desde la sede central de la Casa del Árbol de Almendro y del Ministerio Internacional Águilas de Salvación en New York, recibimos la invitación para que este nuevo año que inicia, lo convirtamos en un tiempo de expansión en todas las áreas de nuestra vida y ministerio. Se hace de esta, entonces, una hermosa oportunidad para poner las manos en el arado y esforzarnos en este nuevo periodo de vida que iniciamos.

Continue reading

¿Noche de Paz?

Uno de los temas que más ha ocupado las agendas de diálogo político y filosófico, es el de la paz. Durante muchos años, el ser humano ha intentado definirla, pero sobre todo, traerla a la práctica. Estos son en primera instancia muy buenos intentos que de alguna manera han logrado que los hombres y mujeres procuremos caminar en vía contraria a la violencia.

Al respecto, el pastor Colombiano Camilo Bedoya reflexiona sobre el entendimiento que comunitariamente se ha abrazado con respecto a la paz, habiéndose asumido esta como un cierto estado de calma y apaciguamiento. Entonces, la definición convencional mayormente aceptada, es la de la ausencia de guerra. Continue reading

Novena de Navidad para comunidades cristianas no católicas

En días de diciembre, a las vísperas de la fiesta de Navidad, en Colombia es común encontrar que las familias, amigos y vecinos se reúnen para realizar las novenas, que son nueve días de oraciones y reflexiones en torno a la recordación del nacimiento del Niño de Belén. Allí, en un ambiente cordial y alegre, grandes y chicos se ponen cita en las casas, parques, centros comerciales, oficinas, etc; para dedicar un tiempo a la lectura de las consideraciones y la realización de las diferentes oraciones propuestas. Continue reading

La palabra ‘hereje’ es más peligrosa que el diablo

En recientes días, tratando de sostener una conversación con un joven entusiasta de la sana doctrina, encontré el punto final a mis intenciones cuando, ante un relato metafórico que utilicé para ilustrar mi argumento, él dijo: “no entendió el Evangelio”. Una frase llena de arrogancia, que por supuesto implícitamente declara que mi interlocutor sí lo entiende, pero que por debajo de la mesa evidencia la falta de conocimiento (y empatía) presente en alguien que ostente el entendimiento de la Buena Nueva. Continue reading

El día de reposo es para el hombre y no el hombre para el día de reposo

Aunque da la impresión que la predicación actual girara alrededor de la obediencia como valor absoluto y superlativo, la Biblia pareciera empecinarse en narrar la vereda opuesta.  Casi la mayoría de relatos bíblicos están marcados por el tinte rebelde de la desobediencia a sistemas nocivos para los protagonistas y los pueblos que representaban, en medio de sociedades que obedecían a sus tradiciones y que buscaban cerrar el paso a aquellas voces silentes que pretendían contar los hechos desde su visión sin que estas fueran apagadas. Continue reading

¿Y si Dios no nos guarda?

La bellísima declaración de confianza en Dios, con el pasar de los años se ha convertido en una muletilla evangélica más. “Que Dios nos guarde”, una oración que pronunciamos casi que automáticamente cuando escuchamos de alguna catástrofe o tragedia ocurrida a alguien más, cuando el mal o la desgracia toca a un ser querido, conocido, o incluso, extraño, pero que llega a nuestros oídos y nos estremece; no teniendo más a la mano, que un deseo legítimo de ser cuidados por el Señor, para que no nos ocurra algo parecido. Continue reading