Conozco un hecho de abuso sexual infantil en mi iglesia, ¿Le aplico la gracia o la justicia? | Con Lugar a Dudas

Saludos apreciado David. Sigo de cerca su trabajo editorial y me identifico con algunas de sus posturas, las cuales me han ayudado personalmente y en el desarrollo de mi ministerio.

Como parte del grupo de apoyo pastoral en mi iglesia, continuamente recibo llamadas de algunos miembros de nuestra comunidad pidiendo consejo en ciertas áreas, nada fuera de lo común. Sin embargo, le escribo porque en esta oportunidad, una familia se contactó conmigo porque su hijo sufrió acoso y tocamientos de orden sexual por parte de otro joven de nuestra iglesia, quien pertenece al ministerio de alabanza. Según me comentaban ellos, esto habría ocurrido durante un congreso en el que participaron en el mes de Agosto de este año. Al parecer, hacia él solo fueron tocamientos insanos, pero tal vez no fue la única víctima de este comportamiento, sino que jóvenes que se quedaron en el cuarto de hotel con él, también. Sin embargo, nadie se ha atrevido a hablar.

Los papás piensan que este joven escogió muy bien a sus víctimas, personas tímidas que casi no hablan, no son muy activos en medio de las actividades de la iglesia. La verdad estoy en shock, no sé qué hacer, qué aconsejar. Creo que lo mejor que pude decir es que lo hablaran con el pastor, pero tengo una lucha en mi interior; ¿Se debe denunciar para proteger más jóvenes?, soy padre y esto en verdad me preocupa. ¿Se debe otorgar gracia y misericordia? No sé la verdad y me tiene muy confundido el asunto. El agresor tiene unos 25 a 28 años y las víctimas entre 13 y 17 años. Me gustaría saber mucho cuál es su opinión al respecto y que desde su experiencia, pudiera traer un poco de paz sobre esta agitación que traigo dentro. Muchas gracias.

Victor Urdaneta
Manizales – Colombia
Continue reading

Tenemos que ser buenos cristianos | Con Lugar a Dudas

Me gustaría saber y aprender qué significa ser un cristiano.

Deibis García, Guatemala

Gracias por tu interesante cuestionamiento, Deibis. Como ya se ha mencionado en esta serie con anterioridad, para tu pregunta no existe una respuesta sino muchas. Desde este hecho, la responsabilidad recae sobre ti y sobre todos aquellos que nos enfrentamos a estos cuestionamientos al decidir por cuál de ellas apostamos nuestra vida. Continue reading

Cuando se roba a Dios por no dar el diezmo | Con lugar a Dudas

Mi pregunta es con respecto al diezmo, ya que en el Nuevo Testamento no hay mención de él y sí de la ofrenda voluntaria; siento que hay manipulación con el diezmo y como requisito para ser líder.

Muchas gracias.

Cristian Ortiz, Argentina

Cristian, coincidimos en que es muy común, en sociedades como la nuestra, encontrar una especie de radicalización de individuos en posiciones opuestas. La teología no es la excepción, y cuando se trata del dar, aún más. Por un lado están aquellos que defienden a ultranza la ley del diezmo desde los púlpitos, medios masivos, redes sociales, etc; y por otro, quienes la atacan y han abandonado la práctica de dar hace tiempo. Continue reading

Adiós

Esa noche fue la más feliz de mi vida. Nunca había experimentado tanta alegría, me sentí seguro y mis padres también.

Desde que ese forastero llegó al pueblo, todos tenían algo que ver con él. Recuerdo que nos encantaba reír con sus cuentos, eran graciosas las cosas que decía; pero en el fondo, dejaba ciertos pensamientos que hacían que todos evaluaran su caminar, incluso yo. Todavía recuerdo que a más de una persona se le escapaban lágrimas escuchándolo, recibiendo el cariño y respeto en cada discurso.

Aunque era una persona muy reconocida, siempre había posibilidad de acercarse. No estaba solo, habían muchos más que lo acompañaban; pero ese día, ¡Ese era mi momento!.
Lo supe cuando me miró y me llamó a mí y a otros niños que estábamos allí escuchando, dijo algo así como “vengan chicos, vamos a jugar un poco, tomar milo y acampar. Dios se trata de eso”. Yo soñaba con esa vida, quería caminar como sobre las nubes, siempre había pensado que la felicidad en verdad existía. Me imaginé esto, tal y como eran sus palabras; alegres, cariñosas, con humor. Pareciera que este momento nunca terminaría; era maravilloso. Continue reading

El día de reposo es para el hombre y no el hombre para el día de reposo

Aunque da la impresión que la predicación actual girara alrededor de la obediencia como valor absoluto y superlativo, la Biblia pareciera empecinarse en narrar la vereda opuesta.  Casi la mayoría de relatos bíblicos están marcados por el tinte rebelde de la desobediencia a sistemas nocivos para los protagonistas y los pueblos que representaban, en medio de sociedades que obedecían a sus tradiciones y que buscaban cerrar el paso a aquellas voces silentes que pretendían contar los hechos desde su visión sin que estas fueran apagadas. Continue reading

Inmadurez espiritual: Cuando siendo hermanos, hablamos distintos idiomas

Las divisiones doctrinales en medio de cristianos se han convertido en el pan de cada día. Incluso, cuando se trata de diferencias de pensamiento o creencias entre expresiones de fe no católicas. Este no es un asunto nuevo, sino que data desde el mismo Siglo XVI, cuando se produjo la reforma protestante; pero lo lamentable, es que los debates son cada vez más acalorados y los argumentos están escalando hacia la violencia verbal e insultos. Mal. Continue reading

Si no crees igual que yo, eres un hijo del diablo

Una de las cosas que más me ha llamado la atención desde que abrí este espacio de reflexiones teológicas, es la aceptación de las mismas en medio de los diversos lectores que se acercan a él. No me puedo quejar, en general ha habido buenos comentarios, y los que no, expresan sus desacuerdos mayormente de manera respetuosa, aunque siempre hay una minoría que no actúa así, sino con violencia verbal.

Pero uno de los detalles más curiosos es que por lo general, cada vez que ingreso al blog, me percato que la sección “Declaración Doctrinal” es una de las que está en primer lugar de consulta. Y pues de alguna manera esta es una razón para estar agradecido,  ¡por algo existe dicha sección!; sin embargo, no deja de ser curioso por el mensaje que esto produce. Continue reading

¿Dios tiene preferidos o íntimos?

La comunicación y el lenguaje son dos elementos humanos caprichosos y coquetos. Es como si tuvieran vida propia, pero en última instancia, obedecen a sus amos, quienes nos adueñamos de ellos y los utilizamos convenientemente a nuestro acomodo. Pero ellos hablan con sus propias palabras e ideas, aún si el autor quisiera expresar completamente lo contrario.

Así las palabras viajan y se transforman, hablan al oído de quien se ha dejado atrapar por ellas, pero dicen lo que quieren, incluso, repito, si esto contradice a quien las envió. Sin embargo, una vez en los oídos del receptor, suelen seguir cambiando, ajustando, exagerando, modificando, etc. Algún buen día le escuché decir a Antanas Mockus, citando al viejo filósofo, que los autores y oradores finalmente estamos en manos de los lectores y auditorio, no de lo que escribimos o decimos, sino de lo que ellos entienden. Continue reading

Cuando nos enfocamos en lo evidente, perdemos lo importante

En días en los que las redes sociales empoderan a cientos de personas para expresar opiniones, desacuerdos, reflexiones, juicios y hasta chismes; al parecer dicho empoderamiento trasciende de lo virtual a lo real. Hace unos años también era así, sólo que solapadamente. Hoy es mucho más abierto.

Y a este fenómeno, lamentablemente no escapan personas que frecuentan iglesias o desarrollan activamente su fe. La condena a aquellos que no creen, piensan o viven como nosotros, ha creado una verdadera batalla campal que deja a lo largo del camino consecuencias irreversibles. Continue reading

¿Celebramos el cumpleaños del pastor el domingo durante el culto?

Puestas en escena, canciones, dulces, ofrendas ante el altar, regalos de todo tipo, palabras de afecto y otras expresiones engalanan cientos de púlpitos un domingo al año, cuando en esa semana coincide la fecha de nacimiento del líder de la comunidad religiosa.

Una práctica que no es más que la demostración de cariño, afecto y agradecimiento a un hombre que sin duda alguna sacrifica muchas cosas, sufre, llora, lucha y ama a su comunidad mientras desarrolla su ministerio. Continue reading