No es culpa de los hijos, es que los provocamos a ira

Todavía están en mi mente las imágenes de las sonrisas que se dibujaban en la cara de los adultos que tenían hijos durante la predicación, cada vez que el pastor leía Efesios 6. “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”. Yo me iba de la reunión con cierta tranquilidad porque sabía que obedecer a los padres siempre es algo bueno y honroso, además no era del tipo que buscara sacarles canas a mis viejos; sin embargo, siempre me quedaba faltando algo en la ecuación. Continue reading

Advertisements

Yo no sirvo para multiniveles. Ni empresariales, ni eclesiásticos

Hace algunos meses atrás recibí la cálida llamada telefónica de un entrañable amigo de adolescencia y primera juventud. Se trataba de un compañero de vida escolar, de esos que suelen convertirse en algo así como un hermano, pues al compartir tanto tiempo juntos en medio de las matemáticas y la historia, los lazos se hacen fuertes en la cotidianidad.

Una vez la vida nos obligó a tomar cada uno un camino diferente, nos distanciamos poco a poco; pero eventualmente alguna vuelta del destino nos hacía coincidir en cierta calle o centro comercial. Así que los saludos eran efusivos y las pequeñas y profundas conversaciones tomaban protagonismo en medio de los escasos minutos que nuestras agendas nos permitían. Continue reading

Mi relación está en peligro, pero mi pareja no quiere cambiar ni pedir ayuda

A diario me encuentro con historias de amor, algunas que se desarrollan saludablemente, pero otras que se encuentran viciadas, heridas, y al parecer sin esperanza. Son esas historias que pueden ocurrir a cualquiera, y que de hecho se presentan más frecuentemente de lo que se imagina.

Pero cuando una relación de pareja se desarrolla saludablemente, no se trata necesariamente que esta tenga ausencia de conflictos, desacuerdos o problemas; de hecho ninguna relación presenta estas características, pues de existir, habrá que prender las alarmas porque seguramente no es una relación saludable, sino una mentira. No. Más bien, se trata de personas que aprendieron a solucionar sus problemas y cerrar círculos. Continue reading

Mi pareja me fue infiel, ¿Cómo lo supero? / Serie Infidelidad – Parte 1

infidelidadUno de los dolores más agudos del alma es el producido por la infidelidad o engaño de la pareja, pues en la relación se crea tanta dependencia e idealización del otro, más las altas expectativas que se han construído alrededor de la fidelidad; que esto hace que el golpe sea duro cuando se descubre al cónyuge viviendo una relación sentimental con un tercero.

La reacción ante un proceso tan traumático como este, dependerá de las construcciones sociales e ideológicas de la víctima y pueden ser tan variables como personas hay en el mundo. Por eso, no existe una fórmula estricta, que al seguirla, garantice con éxito el poder olvidar inmediatamente o dejar de sentir el dolor causado cuando se viven estas situaciones. Continue reading

Iglesia y niñez: Cuando en vez de servirles, los manipulamos

ninos-adoradoresUno de los retos más grandes que enfrentamos como iglesia hoy día, es la educación cristiana para los más pequeños en medio de nuestras comunidades. Mientras más somos conscientes de la importancia de esta para que sea relevante en una sociedad que demandará mucho más de ellos; más responsables debemos ser al pensar sobre nuestro papel en este aspecto.

Uno de los principios de nuestra comunidad se ha expresado en la frase “Soñamos con una iglesia que prioriza a los niños”. Al respecto, alguien me preguntó sobre qué quería decir esta sentencia en el contexto de la iglesia. Pero su interrogante no era tan sencillo como aparentaba. Continue reading

Serie: Soy un excelente cristiano, pero un pésimo trabajador

Portrait of Engineer

En la tercera entrega de esta serie, quise enfocarme un poco en el asunto del rol productivo que todos los seres humanos tenemos, indistintamente si somos cristianos o no. En las pasadas ediciones, el común denominador concluyente fue entender que por el hecho de ser cristianos, no podemos hacer alarde de una especie de superioridad moral, sino que debemos siempre procurar el fruto del Espíritu Santo, descrito en Gálatas 5: 22-23. Continue reading

Mis hijos no quieren seguir al Señor

pandillas No son pocos los casos en los que un hijo a edad joven, a pesar de los principios que ha recibido en casa, decide no abrazar la fe cristiana. Esto puede traer una gran decepción a los padres, quienes cargan a sus espaldas un dolor que finalmente los lleva a preguntarse, ¿Qué hicimos mal?

A esta dolorosa situación suele sumarse la actitud de su congregación, la cual muchas veces también los cuestiona sobre la pertinencia de las enseñanzas que se han impartido en el hogar, buscando culpables a la situación, y, en determinados casos, añadiendo dolor al dolor. Continue reading

¿Maldiciones Generacionales?

maldiciones generacionalesDesde hace un tiempo, es común encontrar personas que se ocupan de ‘romper’ maldiciones que creen están sobre ellos, las cuales no les permiten surgir en la vida, alcanzar objetivos propuestos, dejar de pecar o tener un lugar de servicio. Esta actitud ha sido alimentada por cierta corriente de enseñanza bíblica, la cual sostiene que las maldiciones de los padres se heredan a los hijos y a los nietos hasta la cuarta generación. Continue reading

Papá, no seas como el rey David

David y BetsabéEste afamado personaje bíblico, es citado como ejemplo en cientos de púlpitos, libros y publicaciones alrededor del mundo, incluso en términos de moralidad y ética. Es entendible, pues una de las frases que más se recuerda al momento de describirlo, es que este es el hombre “conforme al corazón de Dios”.

Sin embargo, la vida de David está salpicada por un sinnúmero de episodios trágicos y que lejos de ser observados como un ejemplo de vida, pueden más bien considerarse como acciones a no imitar. Continue reading